Temprado Ordíaz, Santiago.- Arres, un manantial de agua.- Ed. Ayuntamiento de Arres 1996.- 130 páginas. Como no sería posible al hombre prescindir de su memoria para vivir, no les es posible a los pueblos prescindir de su historia y de su tradición. Y Arres es cronología y tiene historia. Una historia original, llena de tradiciones y anécdotas Una historia vivida por muchos apellidos con raíces occitanas y aranesas que ha dado fama y prestigio a familias ilustres y gloriosas: Condó, Castet, Pujó, Abella, Sarte, Pallás, Piteu, Martinón, Carrera, Teixiné, Cabalé, Lecay, Sarroca, Papiol, Surrulla, Pena, Campi, Barés, Temprado, Garí, Queralt, Farré, Reynard, Cruset, Sajust, Paula, Arnau, Cabré, Cano, Monge, Safont, Benet, Ventiré, Pauet, Camps, Rella, Pena, Pérez, Dera Hont, Rabassa, Mañas. Arres es un Municipio que comprende dos núcleos urbanos distantes unos 500 metros y con un desnivel de 200 m. que da lugar a Arres de Sos con 17 casas y Arres de Jos con 31 casas. Arres tiene 6 iglesias: Sant Sernill, Sant Joan d'Arres de Jos, Sant Joan entre las dos Arres, Sant Fabián en Arres de Jos, Sant Pere en Arres de Sos y la Capilla dera Mare de Deu d'Arres, a los pies de Coixeca, entre l'Aurit y Era Basa deth Reséc. Arres es el pueblo de Frederic Castet Deo, cuyos apellidos fueron cambiados por el nombre artístico de Cristian Dior que unido a Paquito Sala Isus Chanel, de Escunhau y a las hermanas Louisa y Rousalía Carita, de Vilac, han vestido y perfumado a las artistas y damas más bellas del mundo con los productos y diseños Cristian Dior, Chanel y Carita. Arres es el municipio más próximo a la cabeza del Montlude (1217 m.) que comprende los lagos Lauajó, Cagüilla, Estanyet, Guardes, Redó, Long, Resèc, Uxera, Coma y está drenado por los ríos Margalida, Gotill, Melics, Barèsta, Coma y Callau. Arres, tiene la raíz indoeuropea ar, que significa agua, y aparece en Ararat, Arán, Arga, Aragón, Arén, Ares, Aral, Ártico, Arabia, arca, arco, artiga, árbol. arroz, arcilla, arrecife, araña, arado, arder, ardilla, arena, etc. Y es que Arres es un manantial de agua y una fuente de agua, pues incluso Arres de Jos, está construido sobre un lago disecado, por cuyo subsuelo corre un río de agua.  


Temprado Ordíaz, Santiago .- El Montlude. Un Parque natural.- Ed. Ayuntamiento de Vilamós, 1996.- 150 páginas. En los períodos Pre-Cámbrico y Cámbrico se formaron las grandes cadenas montañosas, como el Atlas, los Andes y los Pirineos. De los 4.500 y más millones de años que lleva de existencia nuestra Tierra, sólo se puede seguir la pista, con alguna exactitud en lo correspondiente a los últimos 600 millones de años. La consolidación de la corteza terrestre ha estado sujeta a evolución constante y en relación con el resto de las estrellas, planetas, cometas y meteoritos del mundo espacial. Uno de ellos, el cometa Condó, perdió su órbita alrededor del sol y se partió en dos mitades. Tras una danza tonta y desequilibrada alrededor de la Tierra, sin rumbo y sin norte, el meteorito Medán cayó en el actual cabo de Creus fraccionando la cordillera de los Alpes en dos, marcando uno el pico del Mont Blanc (4810) y otro entre el Aneto (3404) y el Montude (2517), fraccionando los Pirineos en orientales y occidentales y dando entrada y salida al Atlántico por el cauce del río Garona. Así se formó la gran silueta de la gran Barrera que circunda el Valle de Arán, que está culminada en una serie de picos apuntados en forma tetraédrica y de pirámides, destacando entre todos el Montlude. En tiempos pasados se llamó Monteluce, palabra compuesta por la raíz Mont con el significado de monte, montaña, roca, mole y el morfema enclítico luce , que viene del latín lux, lucis , que en ablativo da luce con el significado de luz, claridad, resplandor. Con el tiempo y el uso y por contaminación se empezó a decir Monlude. Y es que el Monlude, clavado en medio del Valle, es como el faro que ilumina todo su alrededor. Además el sol, desde que penetra por el Port de la Bonaigua concentra sus rayos en el Montlude. Esto explica que los pueblos más soleados son Arres, Vilamós, Arru, Benós y Begós que se albergan en la falda del Montlude. Por eso el Montlude se considera como un Parque Natural donde conviven toda clase de animales y se desarrollan toda clase de árboles y plantas, y está siempre lleno millones de flores en la primavera y el varano, considerado como el jardín de todas las flores. En otoño aparece toda clase de setas, como el cèp, el rovellón, la colmenilla, la cama de perdiz, el champiñón, la trufa, el rebozuelo, el minjarnón, el níscalo o pinatell, el pie de rata. El Montlude es una reserva y un zoo libre y natural donde residen los urogallos, los isards, el cabirol, la cabra salvaje, el jabalí, el ciervo, el oso pardo, la marta, la mustela, el zorro, el águila, el gavilán, el alcón, el buho, …El Montlude es un oasis de vida, una granja escuela y un taller de experiencias.


Temprado Ordíaz, Santiago.- Irissa, eth Terçón.- Ed. Ayuntamiento Es Bòrdes, 1997.- 206 páginas. Irissa tiene unos antecedentes mitológicos muy variados y ricos en las culturas orientales y clásicas. Isis, o Iris, es una divinidad femenina, una de las más importantes en Egipto, a quien le dedicaron la estrella Sirio. Iris, la de las bellas formas, es la diosa del amor. A ella se debe la institución del matrimonio; ella es la que da a las mujeres encanto y seducción, por eso se identifica con Venus Irissa es Sirio y es Venus, dos estrellas para un mismo firmamento, el firmamento del Montlude . Irissa se formó con el artículo sa , pospuesto a, Iris sa> Irissa, y es la esfinge femenina del Montlude, mitad persona, mitad águila. Tiene la cabeza rocosa, con coronada de estrellas, la constelación de Virgo. Con sus manos sostiene cerca del corazón a Arres y Vilamós, en su regazo tiene a Arró, Benós y Begós y entre sus garras bañadas por las aguas del Garona, tiene a Es Bordes y Era Bordeta. Irissa es el Terçon, el primer Terçón del Valle de Arán, el Terçón central, histórico y antiguamente más rico e importante. Los otros son el Terçon de Pujolo o Naut Arán y el Terçon de Castiero o Mijarán y los cuatro pueblos de Baix Arán Bossost, Les, Bausén y Caneján que se escindieron para formar Els Quate Locs. En el Manhait, el punto geométrico del Montlude se halla la casa del Terçón de Irissa. Es un encuentro, un cruce de caminos y de rutas que desde los distintos poblados del Terçón confluyen en un mismo centro, el Manhait. Allí se reunían los regidores y alcaldes, como delgados o diputados de los respectivos vecinos de los pueblos para tomar acuerdos o decisiones sobre el comercio, las transacciones, los mercados, la defensa y la protección de los bosques y del territorio. Era además el punto clave de la ruta jacobea de los peregrinos del Midi francés, de donde descendían a Artiga de Lin. Se hace un estudio de las casas de cada pueblo y de sus habitantes. Se hace un estudio de de los topónimos que hacen referencia directa y clara al territorio del Oso pardo en sus dominios, como Vilam- ós, Villa del os; Gar -ós, agua del oso; Tred- ós, de trende, tierno, osezno; Ben- ós, hijo del oso; Beg- ós, gran oso; Arr- ós, agua del oso; Barrad- ós, barranco del oso; Clòt de l'Os, Eth Dossau, el agujero del oso, en Beret; Clot de Baretja, en el Portillón, Mont- artus, monte del ursus arctus; Cuylàs , cueva del oso. Usera , la osera.


Temprado Ordíaz, Santiago.- Los Moga y Baqueira Beret.- Ed. Felipe Moga. Vielha 1997.- 146 páginas. Moga, es una dinastía de Señores desde los primeros pobladores del Valle de Arán. Homus bonus Moga, los define Jaime II, en los Documentos de la Corona de Aragón. Las páginas de la historia d el Valle de Arán están firmadas por muchos Moga, que pertenecientes a distintas familias podemos situar casi todas ellas en el Naut Arán y concretamente en los pueblos de Bagergue, Unha y Gessa, que son la cuna de los Moga. Los documentos parecen indicar que la primera sede de los Moga, sería Casa Es de Bayle, de Unha. Luego aparece Es de Mogarre, de Gessa con su influencia como Arciprestazgo de todo el Naut Arán, y finalmente Bagergue con Es de Andreu y Es de Pau. El libro pretende ser un homenaje a todos los Moga, pero especialmente a los de Es de Andreu de Bagergue, con motivo de la Jubilación de D. Felipe Moga Aura, esquiador destacado y campeonísimo y su imperio de tiendas de Deportes de Invierno. Coincide 1997 además, con los 50 años de su esposa Dña. Mª Isabel Boya Boya y el 25 aniversario en sus Bodas de Plata matrimoniales. Además sus hijos Mónica Moga Boya y Juan Manuel Moga Boya, han coronado el año como Campeones reconocidos en el mundo del Esquí. Los Moga han sido monitores destacados de esquí de toda la familia real. El patronímico Moga, es un compuesto de Mont Gar, monte y agua. Ambos sintagmas aparecen en Montgarri. En el portal de Casa Es de Che, de Gessa, aparece grabado en el dintel de piedra la expresión Casa Arciprestal de Mogarre, Valle Saices 1641. La raíz Gar aparece en Garona, compuesto de gar, agua y hòna, fuente. En Bagergue es famoso el Museo de los Moga, Eth Corrau, con más de 2.000 piezas de utensilios de labranza, aparejos de animales, carros, carretones y carretillos, máquinas de segar, palas, horcas, rastrillos, hoces, dallas, cencerros y esquilas de todos los tamaños, muelas, tijeras, y máquinas de esquilar el ganado, utensilios de carpintero, de zapatero, de guarnicionero, yugos, cueros, cuerdas, correas de tiro, cabezales, ruedas de carro, vagonetas de las minas y todas las herramientas del minero.

Temprado Ordíaz, Santiago.- Baqueira Beret y los Moga.- Ed. Felipe Moga, Vielha 1997.- 146 páginas. Plinio el Viejo ha descrito la presencia de las legiones romanas en el Valle de Arán, en su afán de conquista del sur de las Galias y el norte de las Hesperias, para la explotación de sus minas de oro, plata y otros útiles y preciados metales, así como sus frutos y sus aguerridos habitantes. Esto explica los famosos Baños o Termas de Les, Salardú y Tredós y los numerosos Castros, Era Crasta, establecidos en los lugares estratégicos del Valle. El castro más famoso fue Castro Bacherii, montado en la ruta, calzada o Strada romana que unía el Valle de Arán con el Pallars, a través de Petras Albas , que era la barrera de separación entre ambas comarcas. Petras Albas cambió su nombre por el del Castro Bacherii < Bagieri, convertido en le poblado primitivo más elevado (1419) del Valle de Arán y que recibió el nombre de Bagergue y su montaña Baqueira. En los Archivos de la Corona de Aragón aparecen los nombre de Castro Bacherri y Castro Bagieri, al lado de otros similares, como Castroboni, Castronovo, Castro leonis, Castro sarraceno, Castro galhardo. Bagergue es un paraíso entre montañas. Y la montaña por excelencia es Baqueira, como folklórico accidente de la geología y meca de la historia del esquí, paraíso de los deportistas del sol y de la nieve. Baqueira es el logotipo de la estación de esquí del Valle de Arán, compuesto de Ba, y Queir. Ba, es un prefijo común a varios nombres araneses como Bagergue, Bausén, Barradós, Baricauba, Baciver, Barimanha, Baqueira y otros nombres como Barcelona, Baleares, Baracaldo, Badajoz, Babilonia, Basílica, Babieca, barca, barro, bacilo, barómetro, baronía, báculo, bastón, badajo, etc. Este Ba bien podría ser equivalente a un artículo primitivo, indoeuropeo y semítico, con significado indeterminado de el, la, un, una. Queir, significa piedra, roca grande, montaña. Baqueira es la montaña, la roca grande, la Petras Albas. En Catalunya abundan los topónimos con la raíz queir, queralt, con significado de roca, piedra, montaña , como Ntra. Sra. de Queralt, en Berga; Queralbs , municipio del Ripollés; Serra de Queralt , en el Bergadá; Castillo de Queralt en la Cerdaña: Pic de Queralbs (2.662) en Andorra; La Quer a masía de Montagut de Fluviá, etc. Hablar de Baqueira es hablar de la estética de la nieve y de la dinámica y la magia del esquí, como un arte que se crea, se improvisa, se inventa minuto a minuto. El esquí requiere ingenio, capacidad de previsión, mucha imaginación y mucha libertad. En el esquí desaparece el tiempo para dejar paso al espacio y a las sensaciones.

Temprado Ordíaz, Santiago.- Los Boya y la Villa de Les.- Ed. Ayuntament de Les, 1999.- 218 páginas. El Linaje de los Boya aparece en la época romana, con los encargados de las Termas de Les. En los Archivos de la Corona de Aragón se cita a Pedro Boyl como embajador de Jaime II en el Concilio de Viena, reclamando sus derechos sobre el Valle de Arán. En 1538, P. de Boya, reclama ante notario, de su padre Johanes de Boya, poder seguir sus estudios de capellán en St. Bertrán de Comenges. Los Boya han sido y son muy importantes y numerosos en Les y a lo lago de la historia se han esparcido por el mundo, sembrando riqueza y prosperidad Todo ellos son dignos de mención y la historia les hará justicia. Las casas más antiguas con el apellido Boya parecen ser: Es de Marc, Es de Mosenpèir, Es d'Arrodèr, Es de Secretari, Es de Juan Caneján, Es de Estanc, Es de Talabart, Es de Cap deth Pònt, Es de Artiga, Es de Illa, Es de Sarroca, Es de Genia, Es de Guilhamuc, Es de Combalié, Es de Uroz, Es de Farrè, Es de Bisarro, Es deth Haure, Es de Forcada, etc. Queremos empezar por uno que su ausencia nos ha dejado un vacío muy grande. Se trata de José Mª Boya Marc, que nació el 22 de diciembre de 1944. El tatarabuelo fue Hermenegildo Boya, casado con Luisa Iabel España, que tuvieron a Juan, Remedios y a Casimiro. El bisabuelo Juan Boya se casó con María Ribet y tuvieron a José y Francisca. Su abuelo José Boya se casó con Teresa Sirat y tuvieron a Daniel, Pedro, y María. María Boya Sirat, se casó con Juan Boya España, de casa Es de Secretari, y tuvieron a José Mº Boya Boya y a Mª Isabel Boya. José Mª Boya se casó con Mª Dolores Abadía Angulo, el día 12 de enero de 1969, y han tenido a Alberto y Mª José. José Mª Boya se enfrentó a la vida estudiando y ayudando a sus padres en la tienda de frutas y verduras, donde aprendió el negocio de la venta y a conocer a la gente. A los 15 se dedicó al transporte de frutas y verduras aprovisionando a tiendas, a colegios y hoteles. Hizo el servicio militar en Melilla como Asistente del Teniente Coronel D. F. de La Calle. Allí conoció a Cándido Rubio y a José Cerdán que serían, luego, sus mejores proveedores. Se establecieron en casa de Manolín Navarro, donde instalaron su Mercado. Pero José Mª no dejaba de soñar en las grandes superficies al estilo francés, hasta conseguir crear, el Primer Supermercado Boya, en Bausén, casi en la frontera. Esto le llevó a la UE Lleida Sad, al Camping Cauarca y a la construcción de su nueva Casa. Todo un sueño que estará gozando desde el más allá, viendo como su familia lo trabaja y lo disfruta con gratitud.


Temprado Ordíaz, Santiago.- La Villa de Les y los Boya.- Ed. Ayuntament de Les, 1999. 218 páginas. Les, es una Villa y desde siempre, como era costumbre entre los romanos de constituir en Villa, todos los habitáculos en torno a los Baños, las Termas y los Castros. La histórica Villa de Les es una juxtaposición de edificios que se van añadiendo a lo largo de los años, en torno a unos núcleos bien determinados, como el Puente y Carretera N -230, las Termas y la calle de los Baños, la capilla de San Jaime y la calle del mismo nombre, la capilla de San Martín y su zona residencial a lo largo de su calle, la calle Carrera hasta el Paseo de La Lana, la Parroquia de San Juan y la calle Savièla, la Baronía y el castillo. El Dolmen Era Tiurna, nos sitúa en el Paleolítico, en la prehistoria de los primitivos pobladores del Valle que buscaban refugio y calor cerca de Cauarca, en un hábitat hostil y lleno de peligros . Les, es un lugar de múltiples influencias, inmigraciones, invasiones, trashumancias y encuentro de culturas, de civilizaciones y de pueblos en busca de identidad a través deth Camín Reiau, strada o calzada romana, que atraviesa todo el término municipal. Les, acumula todo el caudal de las aguas de la cuenca hidrográfica del Valle de Arán. Les, perteneció al Terçon de Irissa, durante 300 años hasta que se separaron Bossost, Les, Bausén, Caneján y los poblados del Valle del Torán para formar Es Quate Locs. Les, comprende la Iglesia parroquial de Sant Juan y las capillas de la Pietat, de Sant Blay, de San Jaime y de Sant Martín. Es famoso el Castillo o casterás . El Señorío ha dado vida e historia a la Villa de Les, con la Baronía, po su dominio e influencia. Los Hermanos de La Salle y las Hermanas de la Sagrada Familia han sido dos focos educativos de calidad, cultura y promoción social cuyo relevo ha pasado al Colegio público. Actualmente el Albergue Juvenil Matacabós, la Escuela de Hostelería, la Residencia y la Biblioteca Archivo Calzado, son muestras de la modernización de Les. El Condomino con Era Mola, Eth Ressèc, y Era Llum fueron el comienzo de la industrialización de Les que completarían la Serradora Cafisa, la Cantera Eriasa y la Central Térmica de Cledes. Pero los símbolos emblemáticos de Les son Er Haro y Es Corbilhuèrs, que son los protagonistas en la fiesta del fuego y de la luz como culto ancestral a la naturaleza en la noche mágica de San Juan.


Temprado Ordíaz Santiago.- Caneján y el Valle del Torán.- Ed. Ajuntament de Caneján, 1999.- 230 páginas. Caneján es la puerta del Valle, es vía de penetración, asentamiento romano, avanzadilla occitana, universo aranés, ruta hacia las Hespéridas, castillo de cátaros, refugio de gascones en su lucha desesperada por sobrevivir. Caneján disfruta de dos ríos. El Garona y el Torán. Situado en la cumbre de los Malls, expuesto a la mirada de todos los visitantes, Caneján es poliédrico, con distintos planos, con distintas caras, con distintas visiones y distintos horizontes. Caneján fue castrum legiones de control y de vigilancia de los puentes romanos deth Pontaut y d'Es Abós como puerta de entrada y salida del Valle. Los habitantes de Caneján se autodefinen como Massuquets, con un pie en Francia y otro en España. Castrum, castillo y casa, y Janua, puerta han dado CAstruM Et JANua<Can e Jan< Caneján. El Ayuntamiento de Caneján comprende la zona urbana del pueblo y otros núcleos de población como Bordius, Campespin, Pujo d'Amellets, Morón, Era Mola, Casinhau, Pradet., San Juan de Torán, La Costa, Cabanum, Pursingles, Eth Tu, La Piarra, Sestré, Naviás, Pontaut. Caneján tiene un pico famoso con su nombre, Eth Tüc de Canejan (2.650 ), al N. de Garós, porque antiguamente allí estaba la divisoria entre los Terçons d'Irissa y de Garós. Las casas de Caneján están distribuidas entre Carrèr deth Cap deth Mall, Carrèr Long, Penoca, Carrèr de Cap deth Poble, Carrèr de Sant Sernill, Carrèr dera Cau, Carrèr deth Cat deth Palmer, Carrèr d'Horn, Carrèr d'Avasilh, Carrèr Andre, Carrèr Subirá, Carrèr Engracia, Carrèr de Carrera, Carrèr des Escolans, Plaça Veilha, Plaça dera Crasta. En la Edad Media, por su importancia y su situación fue declrarado Señorío, como Bausén, Les, Vielha, Artíes y y Salardú. La Villa de Caneján comprende más de 200 casas, cuyas familias más fuerte fueron Es de Sirat, Es de Benosa, Es de Simonet, Es de Deó, Es de Bacaría, Es de Medán. Hombre prócer como Diputado del Valle y Alcalde vitalicio de Caneján es D. Francisco Deó Deó, casado con Teresa Medán y Sandarán que tuvieron a Adela, María, Daniel, Josefina y Enedina. Su hermano José Deó Deó, casado con Teresa Atés Deó, tuvieron a Domingo, Alfonso, Amador y Salvador. Alfonso Deó Atés, casado con Carmen Carreño Sala, tuvieron a José, Enedina, María Teresa, Isabel y Alfonso. Enedina Deó Carreño, casada con José Luis Boya González tienen a Marcos Boya Deó. La Dinastía de los Deó se hizo famosa con el Casino de Pont de Rey, los médicos Moreu de Betrén, Riduejo de Barcelona, Sancho de Betrén , Benosa de Caneján y Pontaut, Sirat y Simonet de Caneján , Antonio de Vielha, Tirolet de Arrós, Luisa d'Es Bòrdes, Magrás de Vilac, Miquel de Vielha, Paulet d'Arties, Francesa de Vilac, Lacau de Vilac, Sebastiana de Mont, Urbano de Vilac, Bretanún de Vilamós. La riqueza de Caneján le viene de sus bosques, sus minas, sus fargas, sus molinos, sus centrales y de su ganadería.

Bausén

Santiago Temprado Ordíaz.- Bausén, un valle, un río, un pueblo, un señorío.-   Conselh Generau  d’Aran.- 2006.- 244 páginas.
Bausén es un valle, un río y un pueblo. El río y el valle son anteriores al municipio, pero no sabemos quién recibió primero el nombre de Bausén, si el valle, el río o el municipio. Lo cierto es que tanto uno como otro, tienen unas connotaciones ecológicas claramente expresadas por su morfema, us, os, con referencia directa al animal autóctono del Pirineo, el Oso pardo (Ursus arctus). El nombre de Bausén parece designar el territorio del Oso. Y tanto el valle como el río debieron ser  los lugares donde los pastores y los habitantes del municipio veían, encontraban y convivían o se enfrentaban al Oso.
El pueblo de Bausén ha sido objeto de varios incendios y varias reconstrucciones posteriores. Es un pueblo con más de 200 casas y ha llegado a tener más de 700 habitantes. Actualmente tiene 70 habitantes según el último censo de 2002. Cada casa tiene su nombre propio, alineadas en varias calles originales.  Según los Archivos parroquiales y Municipales tenemos la referencia de unos 10.000 habitantes con nombres y apellidos distribuidos por casas, desde el año 1850 hasta nuestros días. Todos ellos fueron bautizados en la Iglesia parroquial, donde se casaron y tuvieron hijos y finalmente reposan en su cementerio.
Bausén por ser un lugar de frontera ha tenido muchos residentes. Unos de los cuerpos policiales del estado como Guardias Civiles y Carabineros y también un acuartelamiento militar de alta montaña de soldados después de la guerra civil. Además con motivo de los trabajos de las minas y de las centrales de la zona, Bausén tenía muchos campamentos de obreros, y pobladores en Pontaut. Todo ello ha provocado un mestizaje entre los habitantes del Bausén y los venidos de fuera. Pero Bausén ha conservado su identidad aranesa dentro del Valle con sus características lingüísticas propias.
Son famosos sus montes, sus bosques, sus árboles centenarios, sus bòrdes, sus lagos, sus molinos, sus fargas, sus talleres, etc. Bausén pastoril nos recuerda las grandes manadas de caballos, vacas, ovejas y cabras que cuidaban los pastores.
Bausén es famoso por su Castillo, lugar de residencia del Señor, que ha dado lugar al Señorío de Bausén. Los restos del Castillo sirvieron para la construcción del campanario de la iglesia parroquial de Sant Père. Además tiene la primitiva parroquia de Santa Eulalia, y las 3 capillas de Sant Roc, Santa Ana y Sant Antoni.
A 3 km. del núcleo urbano, Bausén cuenta con la aldea de Pontaut, el margen izquierdo al Garona y las zonas de Era Balança, Era Gasolinera, Pont de Rei, El club de la Frontera, El Casino, Era Aduana,  Eth Artigalià, Es Horques, la Central y Eth Santet dera Nostra Senhora des Nhèus.


Temprado Ordíaz, Santiago.- Era Garona.- Ed. Conselh Generau d'Aran1999.- 246 páginas. El gran poeta de la literatura aranesa Mn. Joseph Condó, recorre el Valle de Arán, entonando un Cántico al Garona en 19 estrofas y un estribillo con la descripción de los pueblos y paisajes que le dan nombre:

La vall hermosament asserenada
lluia al bat del sol sa gran verdor
i l'aigua del Garona regalada
baixava cabdellant eixa cançó:

Los romanos le llamaron Gar, como manifestación del dios Gar; los visigodos Gardon, los Templarios Garona, es decir Gar, agua, Hont fuente, Fuente de agua. El río Garona tiene carnet internacional. Además del género masculino, el Garona, tiene también el neutro, Verdaguer lo llama Lo Garona, y en aranés y francés el femenino Era Garona. El nacimiento poético del Garona que describen Condó y Verdaguer está en la Peirablanc dels Güells deth Garona, en Beret, y el nacimiento geográfico y natural en el Estanh Gelat del círculo de Saboredo, que da lugar al río Ruda. Mosén Condó canta al Garaona de Ruda, de Pujolo, de Artíes y Garós, de Castiero, de Marcatosa, de Irissa, des Quate Locs y al Garona Gascón. En el libro se describen los Puentes sobre el Garona, como el Pontaut, des Abós, deth Llop, deth Ressèc, Pont de Rei, de Santaé, de Hert, Entemesagües, del Aigadé, Pont d'Arrós, de Torrasa, de Coc, de Pañot, de Saboredo, deth Barradós, de Sobernero, de Quivixit, de Estrets, dera Mola, de Betlán, de Secastiero, Pontanet, de Escunhau, de Casarilh, de Garós, de Gessa, de Salardú, de Sant Pelegrín, d'Aiguanera, de Naviás, de Madragüedre, de Güerri, es de Caners, dera Molina, deth Arressec, de Pei, de Serola, deth Arriu Petit, de Serola. Se hace un estudio de los Molinos que mueven las aguas del Garona: Era Mola d'Arties, de Salardú, del Barón de Benós, de Caneján, de Garós, de Vilac, d'Aubert, de Bagergue, de Unha, de Tredós, de Betrén, de Les, de Vielha, de Mulieu deth Barón de Vila, Era Mola harinera de Bossost, Era mola deth Batán del Barradós, Era Mola deth Batán de Caneján. Se describe la Fábrica de Lana de Vielha y la Fábrica de Lana del Barón. Como obras mayores están las Centrales del Molino del Barón de Benós, del Tunel de Vielha, de Bossost, del Condomino de Les, de Caneján, de Bagergue, de Cledes, de Bossost, d'Aiguamoish, d'Arties, de Vielha-Mijarán, de Benós, de Torán, de Pont de Rei, de Bausén. Una novedad son las Depuradoras de Bossost, de Les, de Escunhau y Casarilh, de Vielha-Mijarán y del Naut Arán. Lo más interesante son Es Raiers del Garona y la Sociedad de Pesca del Valle de Arán.


Temprado Ordíaz, Santiago.- Los Bosques. Es bòsqui der ombrèr e deth solan.- Ed. Conselh Generau d'Arán 2000.- 142 páginas. El verdor y la frondosidad que caracteriza la vegetación del valle, tiene su origen en la pródiga presencia del agua, que cayendo gran parte en forma de nieve, se manifiesta impetuosa y salvaje por doquier, fluyendo abundantemente. Los bosques desempeñan un papel protector decisivo frente a los riesgos de esas precipitaciones pluvio-nival tan abundante, combinando con los fuertes desniveles y las abruptas pendientes. De otra parte, la vegetación ha representado el recurso natural sobre el que se suenta la actividad económica del Valle. Alrededor de los árboles milenarios han ocurrido hechos portentosos e historias jamás narradas, de encuentros y celebraciones de todo tipo, bautizos y otras prácticas en las que el árbol ha oficiado como juez, guardián de la palabra dada o como centro espiritual y social de los pueblos. Los pinos de Vilamós, las hayas de Es Bòrdes, el roble de Les o el olmo de Bossost así lo atestiguan. La vida en la tierra tiene su origen en los mares y en los bosques. En los bosques del Valle domina el abeto, Auet; el haya, Hai; el pino silvestre, Pin ròi; el pino negro, Pin nere; el roble, Casse; el abedul, Bedoth; el fresno, Herèisho; el nogal, Escarèr; el tilo, Telh; el arce, Auderò; el castaño, Castanhèr; el cerezo, Ciredèr; el chopo, Bibo auba; el sauce, Trem; el álamo, Bibo; la acacia, Arcacià; el olmo, Om. El abeto gigante del valle ha dado lugar a la creación del tótem aranés en la ceremonia der Haro , con diferentes formas y ceremonias. La leyenda aranesa considera al gigante Mandronio , como el Tarzán aranés, cuyas aventuras superan toda imaginación. El libro hace una descripción de los bosques del Valle con su nombre específico, su pertenencia, superficie, nº de elenco y superficie comerciada, así como las especies dominantes. En el Valle existe una Mancomunidad forestal con estatutos propios. Se alaba por la labor de los guardabosques, que dependen del Conselh Generau, con un Departamento de Servicis forestaus, cuyo ingeniero en Cap es D. Álvaro Aunós Gómez, Ingeniero de Montes y Catedrático de Selvicultura de la Universidad de Lleida, el Cap d'Agenst Forestaus es D. Aurelio Arjó España, y los Agents forestaus son: Gabino Ares Basanta, Antonio Cuito Ané, Antonio García Linares, José Medán de Juan, Juan Castet Jové, Antonio Carrasco Medie, Juan Sanjuán Delamoga, Agustín Menis Deó, Basilio García Robles, y José Antonio España Ubeira. Se hace un estudio de las explotaciones forestales y de la reforestación. En los bosques además de árboles hay cabañas y refugios y se pueden practicar diversos deportes. Hay carreteras, rutas, pistas y puertos. Se habla de la Sociedad de caza y pesca del Valle.


Temprado Ordíaz, Santiago.- Eth Manhahit, la Casa deth Terçon d'Irissa. Ed. Ayutamiento de Vilamós 1997, 203 páginas. El Rey Jaime I desplegó una gran actividad para recuperar el territorio del Valle de Arán que estaba en poder del rey de Mallorca, bajo el arbitraje papal. En el reinado de Alfonso II, los franceses seguían dominando en el Valle de Arán. El Papa Bonifacio VIII, firmó en Anagni, el 20 de junio de 1295, la paz entre los pretendientes al Valle. Felipe IV en un documento del 11 de junio de 1308 promete devolver el Valle a la Corona. El 23 de abril de 1313 Jaime II toma posesión del Valle tras pagar siete mil libras barcelonesas en compensación, y otorga a los araneses el célebre Privilege de la Querimonia , que recoge las costumbres y derechos de los araneses. A partir de entonces se establece un autogobierno en tres zonas, llamados tercio o Terçon : Terçon d'Irissa, Terçon de Castiero, Terçon de Pujolo. Cada Terçon tenía un Bayle, así la historia habla de la Baylía de Bossost, de Vielha y de Garós, que fueron inicialmente como sus capitales respectivas. Cada Terçon, tenía su sede, su casa de reunión. Así el Terçon d'Irissa tenía su casa en el Manhahit, el Terçon de Castiero, tenía su casa en el Castillo de Vielha, y el Terçon de Pujolo en el Pujo de Salardú. Esta clasificación también se llamó Naut Arán, Mijarán y Baix Arán. Actualmente se han desdoblado en siete Terçon. La Casa del Terçon d'Irissa está en punto geográfico del Montlude, donde se encuentran las coordenadas que unen los cuatro puntos cardinales de los pueblos de Era Bordeta, de Arró, de Es Bòrdes, de Begós, de Benós, de Vilamós y de Arres. La Casa está situada en un llano que aparece debajo de Arres y Vilamós entre Cap de Sapuja y Sodeveda, llamado Manhahit, que comprende unas fincas y unos prados rodeados de bosque y de rocas, entre dos crestas montañosas que configuran la parte baja del Peguera. La fábrica del edificio es una cabaña especial, situada en la parcela 773, del monte nº 312 denominado Peguera Sodoveda. Era el edifico social, público y político del Terçon. Y es justamente con las iglesias, el monumento de mayor valor histórico, cultural y social, de una institución democrática secular, de más de 1200 años. En el punto de encuentro hay una roca descarnada que presenta una cara triangular de pirámide totalmente exenta e inclinada, con el vértice rematado en una filigrana de forja de hierro con cuatro brazos que señalan las cuatro direcciones que toman los caminos que van hacia Vilamós y Arres por encima y a Benós, Begós, Es Bòrdes y Arró, Era Bordeta hacia abajo. Esta cruz ha sido forjada por Marcelino, el herrero de Vilac y Xavier Casanovas. El Manhahit está regado por un fuente que alimenta un abrevadero y da agua a Benós, Benós y Arró, Lo más destacado del entorno es a borda Manhahit, levantada en un gran prado. El Manhahit era un punto clave de la ruta jacobea de los peregrinos que venían del Midi francés, y que de Saint Girons atravesaban el Port d'Orets y el Port d'Orla, orillando el Mauberne, y por el Pic d'Home bajaban a Montgarri y de allí por el Barradós, San Juan d'Arrós, llegaban a Vilamós y el Manhahit. Luego bajaban a Artiga de Lin y por el Port de la Picada llegaban al Hospital de Benasque, etc.


 
 
 

 

 

Temprado Ordíaz, Santiago.- El territorio del Oso.- Ed. Ajuntament de Vilamós, 2001, 230 páginas. Cuando el hombre, gracias a su inteligencia, se dio cuenta de que se hallaba en situación de superioridad respecto a los demás animales, no por su corpulencia, ni por su fuerza, sino por su astucia y su habilidad, empezó a probar la manera de cazarlos, capturarlos y utilizarlos en función de sus necesidades. En un principio el hombre cazaba por necesidad, para subsistir, para defenderse, para que los animales no les arrebatasen la vida ni a ellos ni a sus familiares e hijos indefensos, luego para alimentarse con sus carnes y abrigarse con sus pieles, para fabricar herramientas y adornos con sus huesos, dientes, cuernos, e incluso para demostrar su superioridad y arrebatarles su territorio. Durante mucho tiempo la caza era la principal actividad del hombre, incluso en épocas más avanzadas de su desarrollo, cuando ya vivía en tribus. Basta recordar el significado de las pinturas rupestres, y de lo que tenían de magia y de maleficio para protegerse, defenderse y subsistir. La caza no se había convertido en un privilegio como ahora, sino en un medio de supervivencia. Los animales que la naturaleza ofrecía no tenían dueño. Pero cuando el hombre empezó a domesticar algunos animales, empezó la ganadería, la agricultura yla subsistencia del hombre ya no dependía tanto de la caza, pues mediante su trabajo conseguía alimentarse. Pero llegó un momento que la avaricia del hombre necesitaba más espacio para sus cultivos y sobre todo para sus ganados y arrebató el terreno a los animales que desde siempre habían estado instalados en aquellos lugares que apetecía el hombre. De pronto, pues, el hombre consideró a ciertos animales como sus competidores, sus enemigos, y la única manera de que no le molestaran, no les hiciesen daño y sobre todo les dejaran libre el territorio, era acosarlos, desplazarlos, cazarlos, eliminarlos, matarlos. Entonces la caza ya tuvo otras connotaciones y empleó otros medios, destruyendo el equilibrio de la naturaleza. Los incendios provocados para ahuyentar a los animales, para destruir sus crías y sus alimentos y ampliar la superficie destinada a pastos y a tierra de labranza, la domesticación de animales, la cría de ganados en esos territorios, impedían la reproducción de los animales salvajes y la regeneración natural de las selvas y los bosques. A la vista del desastre, se empezó a proteger a determinados animales y a legislar y reglamentar , los tiempos y los lugares de caza. Pero en el subconsciente humano ha quedado grabada la imagen de la peligrosidad de determinados animales ante los cuales no hay leyes ni reglamentos que regulen su captura, sino la ley del más fuerte. Esto refleja el instinto básico del hombre, que responde a lo desconocido en términos de agresividad. Los animales no tienen propiedad, sino territorio, no tienen límites sino espacios, no tienen fronteras, sino caminos que comparten con los demás. En literatura se habla de muchos territorios como el territorio vaquero del Oste; el territorio agrícola; el territorio ganadero, como el famoso de la Mesta, con unos privilegios y una legislación muy concreta y exigente. Hay países que se sienten identificados con un animal determinado, que es su símbolo, así como el caballo en el Oeste americano; el toro en Andalucía; la vaca en la India; la llama en los Andes, el reno en Escandinavia; el camello en el Sahara; el elefante en Kenia; el canguro en Australia, la foca en Groenlandia; el delfín en el Caribe; y el oso en Occitania. Los occitanos y los araneses siempre han tenido al Oso pardo, como símbolo de su identidad, de su estirpe, de su linaje, de su raza y como emblema de su idiosincrasia, como etnia, como pueblo, como modelo de su masculinidad, de su sabiduría y de su fortaleza. De tiempo antiguo el hombre ha domesticado al oso y lo ha empleado como espectáculo de circo, que le hace simpático, cercano y amigo del hombre. A los niños les gustan los osos y duermen con sus sueños de osos de peluche. El hombre se compara con el oso en sus gestos, sus movimientos y sus malabarismos, sus acrobacias, sus bailes y sus juegos, hasta en su forma y figura. De ahí el refrán: El hombre y el oso cuanto más peludo más hermoso. En España hay muchos pueblos relacionados con el oso, como El Oso, en Ávila; Tomell-oso, en Ciudad Real; Mases- oso, en Albacete y Guadalajara; Los Hinoj-osos, en Cuenca; Palam-ós y Rab-ós , en Girona; Osó, Ossó, Os de Balaguer en Lérida; Caparr-oso , en Navarra; El Tob-oso , en Toledo; Terr-oso , en Zamora; Pedr-oso , en Lugo, Oviedo, Pontevedra, Santander, Logroño, Sevilla, Cáceres, Valladolid, Salamanca, Zamora y La Coruña; y la ciudad del Oso por antonomasia es Madrid, la Villa del Oso y del madroño. El Valle de Arán tiene 600Km , 2 , y es por excelencia y por abundancia el territorio del oso, con sus numerosos topónimos que hacen referencia directa al oso: Vilam- os , Villa del oso; Gar -os , río, agua del oso; Tred- os , de treffa, trébol o trende, tierna, alimento tierno del oso; Ben- os , hijo del oso; Beg- os , gran so; Arr- os , Arr -o(s). agua del oso; Barrad- os , barranco del oso; Sa -l- ar -d- o(s), el agua del oso; Boss- os , la boca, el paso del oso; Además en Beret existe el Clòt de l'Os, el agujero, la cueva del Oso, con sus cinco lagos donde se bañaban los osos: el Mollet Clot,y l'Estany Clota, con referencia al Clot o cuava del oso, junto al lago Osa, al pie de los barracones de lago Colomers; Clòt de Baretja, en el Portillón, con el significado de agujero o cueva hecha por el agua, Bar-echa; entre los lagos Saboredo y Gerber están Els Pics Ser -os , de los Osos; el lago de les Oses, debajo el Tuc de Ses oses 82503); el bosque del Oseron ; y el Pla del Oseron, el puente, la presa, y la cabaña del Oseron, debajo e los lagos Colomes y la desembocadura del río Rencules en el Valartíes. En la Artiga de Lin, tenermos tenemos el Pont-os, puente del oso. Los nombre de Lis y Lin, del Valle de Lis y de l'Artiga de Lin, podían venir de L'os, el oso, pronunciando en aranés l'üs, que al castellanizarse dio Lis y Lin. Todo ese entorno del teritorio del oso esta presidido por el Montarto, cuyo significado define al poseedor de estos territorios, Mont- arctus, El monte del oso ( Ursus arctus). Saboredo, Sa-bordoi, significa lo que representaba para el hombre introducirse en aquellos parajes cubiertos de nieve, y de agua, pantanosos, llenos de charcos y lagos, pero que para los osos eran una delicia y un paraíso. La Basa d'Oles, encima del Pla Bataller, parece que era un lugar de osos, como el bosque que los envuelve Bari-cauva, cueva hermosa, y se llamaría Basa d'Oses, que al transcribirla se interpretó la s como una l. En aranés sería Basa de l'os, que por metátesis dio Bsa d'oles. Algo parecido ocurre con el nombre del Terçon de Romingosa, de romandre, permaneer, de romiar, romiatge, Roming- osa, dar vueltas, peregrinar de la osa. Alguno ha visto referencia el oso en el nombre de Gessa, que podría venir de G ossa , así como el monte emblematico de Mijarán Montcorb- oson. En aranés se habla de er esclau der ós, y son conocidos er Arròca der Ós y coel`d'Ós, ente Pruedo y Colomers. Eth Cuellad-ós, en Salardú, Eth Cuillàs, en Tredós, Artiga g'ossera, en Bordius. También tenermos Eth Dosau, en Baqueira y Uxera, en Vilamós. En el Valle de Arán, durante siglos, el hombre y el oso han convivido y coincidido y ha llegado a ser colegas con muchas cosas en común. Tal vez ahora debamos dejarles alguna oportunidad, pues últimamente nosotros hemos tenido la preferencia. Sin embargo ese ha sido su territorio durante siglos. Todos conocemos la historia de San Francisco de Asís y el Lobo, el enemigo del hombre en la Humbría italiana, que hacía desastres en la comarca. Y Francisco hizo las paces entre ambos, sin necesidad de recurrir ni al desplazamiento ni a la eliminación en una cacería de muerte.


 

 

 

Temprado Ordíaz, Santiago. Cuentos Araneses. Barcelona, 2011. 
Los cuentos son historias. La historia es como un sueño, que a veces olvidamos y a veces recordamos. Pero la historia y los sueños son aspectos de la vida, como los cuentos son historias soñadas para ser vividas.  

La cultura universal está llena de historias, leyendas, parábolas y cuentos como recurso pedagógico para educar a las nuevas generaciones del futuro y especialmente a los niños. Y sabemos por propia experiencia,  que todos llevamos dentro, al niño que fuimos de pequeños. Por eso todas las culturas han recurrido a la metáfora, a la parábola, a la narración, a las historias y a los cuentos, para transmitir mensajes educativos e integrar a la sociedad, las nuevas generaciones del futuro. Nos basta citar los grandes poemas orientales, como el Ramayana y el Panchatantra, los inmortales poemas homéricos de la Ilíada y la Odisea, con las sirenas y el cíclope, y la loba de Rómulo y Remo en la fundación de Roma. También en nuestra cultura aranesa disponemos de poemas y cuentos, entre ellos los de Mossén Josèp Condò y Sambeat,   con  personajes de ficción en casi cada pueblo como, Martinón en Arres y en Vielha, Miquelón en Era Bordeta, Mendañón en Arró, Bretanón en Es Bordes, Joanetón en Benós, Gayón en Vilamós, etc. En todos ellos, está siempre presente la figura del gigange de Betlán y sus hazañas contra el invasor desde su cueva de Montcorbau y su escondite del Pla Bataller, donde con diez hombres hacía resonar la roca hueca del Pla, cuyo eco  retumbaba por todos los valles y rebotaba en cada montaña, espantando a los que venían para robar su independencia, sus derechos y sus libertades, juntamente con sus tierras y sus riquezas. Todas estas historias parece que recuerdan las figuras bíblicas de David, que  con una piedra tirada con una honda como arma, vence al gigante Goliat armado de casco, escudo y espada. O la heroína Judith que vence a Holofernes con sus astucias y su valentía. Muchos países se sienten identificados con un animal determinado, que es como su símbolo y emblema. Así tenemos el caballo del vaquero del Oeste americano, el búfalo del Este americano; el toro en Argentina y Andalucía; la vaca en la India; la llama en los países andinos; el reno en Escandinavia; el camello en el Sahara; el elefante en Kenia; el canguro en Australia,; el delfín en el Caribe; el tigre en Bengala; el lobo en Inglaterra; el alce en Canadá; el Oso blanco en el polo Norte  y el Oso pardo en Occitania y el Valle de Arán.  Los occitanos y los araneses, siempre han tenido al Oso como símbolo de su identidad, de su estirpe, de su linaje, de su raza. A través el tiempo, los araneses han considerado al Oso, como emblema de su idiosincrasia como etnia, como pueblo, como modelo de su masculinidad, de su sabiduría, de su fortaleza y de convivencia con el resto de los seres vivos. El Valle de Arán es tan variado en Valles, tan abundante en montañas, en ríos y lagos, tan prolífero en especies vegetales y animales, con una flora y una Fauna  abundante y rica en especies autóctonas, que no necesita recurrir a la ficción para inventar protagonistas de cuentos de hadas ni brujas fantasmagóricas, ni mitos heroicos, ni duendes misteriosos, ni gnomos invisibles, ni castillos encantados, ni baritas mágicas. En la toponimia aranesa aparecen personajes históricos y reales, convertidos por el pueblo en gigantes por su estatura, superando  abundantemente los dos metros,  y unos hechos llenos de astucia y de imaginación, realizados no por entretenimiento ni por lucimiento personal, sino en favor de la libertad y autogobierno del pueblo y del  territorio aranés.  Familiarizar a los niños y entretener a todos con estos personajes y con estos lugares tan sugerentes de territorio aranés para aproximarse en su ambiente natural a los animales autóctonos del Valle, este es el objetivo y la finalidad de esta colección de cuentos que presentamos. Los araneses han demostrado siempre un gran respeto y cariño a su territorio, a su pasaje y a su medio natural. Los araneses siempre han sido amantes y defensores de la naturaleza, con una sensibilidad por la ecología, el equilibrio natural de la vida y la defensa y protección de las especies de árboles, plantas y animales en peligro de extinción, porque su mentalidad está abierta a la cultura universal. Llevar este mensaje a toda la sociedad actual y a las nuevas generaciones del futuro a través de cuentos autóctonos y universales, puede ser una tarea educativa de gran trascendencia y que seguro que nuestro querido Mossen Josèp Condò y Sambeat, la apoyaría y la firmaría con su autoridad.

 

Artículos
Artículos
Libros Temprado Libros La Salle Memorias Libros Aragón Libros Valle de Arán Cuentos